Amor en la Adolescencia  

Manuel Fuentes Wendling

¿Qué diferencia podría existir entre una relación sentimental en el período de los 10 a los 14 años, con una entre los 14 y los 16 y otro a partir de los 17 años?

 

   En términos generales - porque puede haber excepciones -, la relación de pareja entre los 10 y 14 años constituye una etapa experimental de relación físico-afectiva con el sexo opuesto. Pueden ser relaciones más cortas y menos intensas. Por el ajuste natural de tu organismo tienes menos estabilidad emocional.

   Entre los 14 y 16 años ya tienes alguna experiencia, y manteniéndose un interés físico-afectivo por el sexo opuesto ya comienzas a valorar otros aspectos de la pareja con la que te estas relacionando o de aquella persona con la que deseas establecer una relación. Aspiras, por lo común, a una relación más estable y duradera.

   Finalmente, a partir de los 17 años tus intereses comienzan a proyectarse en función de tu futuro. Tomas conciencia que pronto llegará tu etapa adulta; que algún día tendrás que casarte; y que la vida no es sólo una relación sentimental fugaz, fiestas y un buen pasar.

   Si eres estudiante y puedes continuar estudiando tus preocupaciones giran en torno a la decisión que debes tomar respecto a elegir el tipo de disciplina que te interesa en relación con tus aptitudes. Te surgen dudas y algunos temores. También tomas conciencia de cómo pasan el tiempo y los años.

   Si eres hombre, empiezas a entender que no está lejos el día en que deberás ser autosuficiente desde el punto de vista económico y eso significa buscar una actividad estable.

   Si, en cambio, eres mujer, también miras tu futuro y la posibilidad en él de realizarte como persona combinando tal realización con el matrimonio y los hijos.

   En consecuencia, la relación de pareja adquiere otra dimensión y se valoriza de diferente manera. Se transforma en una etapa definitivamente más estable que las anteriores, aunque no por ello en un compromiso definitivo. Pero se consolida en ti la idea de buscar el hombre o la mujer para establecer una relación sentimental más seria.

   Como lo he señalado en la pregunta anterior, considerando los aspectos a que he hecho referencia en esta respuesta y muchos otros que fueron señalados por 100 parejas de adolescentes de diversas edades, condición socioeconómica, estudiantes y no estudiantes, que se relacionaban por primera vez o ya lo habían hecho antes, confeccioné cinco tablas. Ellas pueden constituir una guía referencial para establecer hasta qué límites puede llegar la diferencia de edades o bien cuál es la mínima o máxima edad que puede tener tu posible pareja de acuerdo a la edad que tú tienes actualmente. Puedes pulsar sobre las letras azules e ir inmediatamente a dichas tablas.

   La Tabla N° 1 establece la igualdad de edades entre los 13 y los 18 años. Esto indica que si tu pareja o posible pareja tiene la misma edad que tú, existirán sólo leves diferencias de intereses o ninguna y esa relación funcionará bien.

   La Tabla Nº 2 es sólo para ellas. La primera columna de números indica tu edad y las columnas siguientes la edad ideal que debería tener tu pareja, mayor que tú.

   La Tabla N° 3 es también para ellas. Te indicará la edad de una pareja ideal menor que tú.

   La Tabla N° 4 es para ellos. Aquí te indica la edad de una pareja ideal mayor que tú.

   La Tabla N° 5, también es para ellos. Te indica la edad ideal de una pareja menor que tú.

   El signo positivo señala edades superiores a la última indicada. Se ha considerado en las tablas 10 años como edad inicial y 20 como edad terminal. Donde no se indique edad, como es el caso de la Tabla N° 3 y la Tabla N° 5, es porque no se recomiendan las relaciones sentimentales con personas menores.

   Finalmente, la edad tuya o la de tu pareja o potencial pareja, se deben tomar como un número entero cuando faltan 6 meses para cumplirla. Por ejemplo, si tienes 14 años y seis meses, debes considerar 15 años para usar las tablas. Pero si sólo tienes 14 años y 5 meses, debes considerar sólo 14 años.

   Es necesario reiterar que las tablas anteriores, basadas en un análisis del comportamiento de adolescentes como tú, tienen por exclusiva finalidad servir como una referencia para optimizar tu relación de pareja, pero en caso alguno constituyen una norma rígida que es necesario seguir con exactitud. La flexibilización dependerá solamente de ti y de tu grado de complementación con tu pareja.

www.pololeos.com

 

Pregunta Anterior
Pregunta Siguiente