Amor en la Adolescencia

Manuel Fuentes Wendling

Si me cuentan que mi pareja fuma marihuana o ingiere algún tipo de estimulante o droga, ¿qué debo hacer?

 

   Como señalara en otra respuesta, cuando en la relación de pareja adolescente te cuentan algo debes tener el suficiente cuidado como para no dejarte influir por ese tipo de información que, cualquiera sea la fuente de origen, podría estar distorsionada u obedecer a propósitos que tú desconoces.

   Por tanto, lo recomendable es planteárselo a tu pareja en la oportunidad más inmediata y con la delicadeza que corresponde a un aspecto delicado como éste, sin involucrar a la o las personas que te lo contaron, sino indicando que tú lo has sabido.

   Si tu pareja te presionara para saber quién o quiénes te informaron, debes mantener la reserva a como dé lugar sin aceptar por ningún motivo el argumento de que si no revelas a tus informantes la relación de pareja terminará.

Si tu pareja te declara que jamás ha fumado marihuana o ingerido algún tipo de estimulantes o drogas, tienes que aceptar su palabra y dar por terminado el asunto. El tiempo dirá si te dijo la verdad. Pero no puedes dudar de su palabra.

   Por el contrario, si realmente reconoce que lo ha hecho en alguna oportunidad o que lo hace con frecuencia, tu primer deber como pareja es indicarle que fumar marihuana ó ingerir estimulantes o drogas daña su organismo y su salud y que en su propio beneficio como en beneficio de la relación de pareja que mantienen debe terminar con esa práctica de la que nunca obtendrá nada provechoso.

   Si insiste en que nada ni nadie, ni siquiera tú, podrá impedirle que lo continúe haciendo porque ya lo hacía antes de conocerte a ti o antes de relacionarse sentimentalmente contigo, es porque se trata de una persona que ha comenzado un proceso de adicción que no la llevará por buen camino en su futuro. Entonces, debes insistir en que concurra donde algún especialista o a un centro de rehabilitación de adolescentes (en todos los países los hay gratuitos). Si aceptara, tú debes acompañarle y dentro de la reserva necesaria, apoyarle para que deje esas prácticas.

   Si, finalmente, rechaza tus consejos y tu apoyo, por mucho que tu quieras y ames a tu pareja, debes terminar con ella. Porque en el marco de tu relación ya has hecho todo lo que puedes por lograr que enmiende su camino y evite caer en una definitiva drogadicción a consecuencia de lo cual vuestra relación estará siempre afectada por su hábito, con el agravante que en un momento dado tú también puedes transitar por el camino de la marihuana o las drogas.

   La drogadicción en la adolescencia es un problema actual cada vez más grave. Desconocerlo sería ocultar una realidad que golpea a todas las naciones. Pero el que tu pareja, tus amistades o algunas de ellas, tus compañeros de clase, escuela, colegio o trabajo, sean fumadores ocasionales o permanentes de marihuana o ingieran estimulantes o drogas con alguna frecuencia no significa que tú, por imitación, inducción o por tener una nueva experiencia, lo hagas.

   Es muy fácil ingresar al mundo de las drogas. Lo realmente difícil es salirse de él. La adicción a la marihuana o a determinados estimulantes o drogas puede tener causas de diversa naturaleza, pero ninguna de ellas la justifica.

   Los daños que provocan las drogas en la adolescencia, edad en la que tú, como lo he señalado, experimentas cambios fisiológicos y psicológicos profundos, pueden ser irreparables y marcarte para toda la vida, independientemente de significarte trastornos en lo inmediato y un proceso de adicción que sabes cuando comienza pero que no sabrás cómo ni cuándo puede terminar, si es que realmente termina.

   Y si alguna de tus amistades te narrara sus "buenas" experiencias con la marihuana o algún determinado tipo de estimulantes o drogas, aunque puedas ser objeto de críticas o se mofen de ti, resiste y evita que te induzcan a ingresar, aunque sea por una sola vez, a ese que pintan como "maravilloso mundo de las sensaciones". Nada tiene de maravilloso, pero si mucho de peligroso. Es lo que algunos adolescentes como tú no entienden o nadie se los ha hecho ver en forma directa.

www.pololeos.com

 

Pregunta Anterior
Pregunta Siguiente